reputacion-on-line

Reputación online de ciudades, pueblos y municipios

En nuestro país existen más de 8.000 municipios (según el Instituto Nacional de Estadística), en su mayor parte dependen de la imagen que de ellos se proyecta en la red. Uno de los ejemplos más históricos es el municipio valenciano de Alcàsser marcado en la memoria colectiva por los trágicos sucesos que terminaron con la vida de las tres niñas. 27 años más tarde y tras teclear la marca municipal en Google sigue apareciendo un largo reguero de noticias negativas que aluden a los hechos vividos y que condicionan la reputación de todo el pueblo.

Al fenómeno de la reputación online municipal se le añade una larga lista de casos como Los Galindos (Sevilla), El Salobral (Albacete), Puerto Hurraco (Badajoz) o La Mussara (Catalunya) cuyos principales valores turísticos aparecen “sepultados» por contenidos no deseados con el consecuente perjuicio económico y turístico. En muchos casos se trata de noticias dañínas que consiguen alcanzar una posición sólida en el top 10 de Google años o incluso décadas después de una tragedia. Se trata de municipios vilipendiados y maltratados digitalmente. La explicación a esta distorsión la encontramos en los más de 200 algoritmos de Google cuya base se desconoce al tratarse de patentes. El algoritmo de tiempo, por ejemplo, otorga mayor relevancia a contenidos que gozan de una gran antigüedad; el thrust rank otorga relevancia a sitios web públicos tales como medios de comunicación, universidades o medios institucionales; el de variedad permite que un blog o pequeño foro pueda llegar a escalar hasta el top 10 o que otros como videos, reviews o perfiles en redes sociales puedan competir con la visibilidad de los grandes websites oficiales.

Francisco Canals afirma que la mala fama digital también afecta a pueblos con denominaciones singulares. En algunos casos se trata de nombres que son objeto de burla colectiva. Los Infiernos (Murcia), El Pozo de las Mujeres Muertas (Asturias), Corte de Peleas (Bajadoz), Alcantarilla (Murcia), Peleas de Abajo y Peleas de Arriba (ambos de Zamora) o los famosos chistes del EPE en Huelva. Canals nos recuerda que un pueblo llamado “eu” en Francia se ha propuesto como objetivo cambiar su nombre, su reto es aparecer en Google ya que en la actualidad solo arroja resultados relativos a la Unión Europea dejando casi “fuera del mapa” al ente municipal.