Sin categoría

Cómo borrar la identidad digital

Desaparecer en internet es posible en gran medida, aunque requiere tiempo, paciencia y, a veces, dinero. Hoy en día la mayoría de los individuos, por muy analógicos que sean, cuentan con una identidad paralela en la red. Cuidar la reputación en internet es uno de los principales consejos que se dan, por ejemplo, a la hora de encontrar trabajo, o incluso mantenerlo. Una pequeña mancha en nuestro nombre virtual puede ensuciar la más impecable trayectoria construida en la web. En tal caso, una de las soluciones posibles pasa por borrar la identidad digital, ya sea con el fin de restaurar la honorabilidad online y empezar de cero o para desaparecer del mundo 2.0. Conseguir este objetivo es posible en gran medida, pero requiere tiempo, paciencia y, a veces, dinero. He aquí algunos pasos a seguir para dejar de existir en internet: Paso 1: Borrar todas las cuentas en redes sociales Aunque la opción de desactivar o eliminar la cuenta en una red social se encuentra, a menudo, bastante escondida, todas las plataformas la ofrecen en los apartados de configuración. 

Es el caso de Facebook, donde el usuario debe dirigirse a “Configuración de la cuenta” (en el extremo superior derecho de la pantalla), “Seguridad” y después clicar a “Desactivar cuenta”. De este modo la cuenta queda inactiva. Sin embargo, aún sigue existiendo en la red. Si se desea eliminarla completamente es necesario dirigirse a este enlace. Para Twitter el procedimiento es muy similar al anterior: “Configuración”, “Cuenta” y, al final de esta página, marcar “Desactivar cuenta”. Tras introducir la contraseña personal, el perfil quedará desactivado. Si el tuitero desea, no obstante, borrar todo el contenido publicado en la red de los 140 caracteres manteniendo la cuenta y los seguidores, puede usar la herramienta TwitWipe. En Google+ el internauta debe clicar, primero, en la imagen de perfil (arriba a la derecha), segundo, en “Cuenta”, tercero, en “Editar configuración”, cuarto, darle al enlace situado al final de esa página y facilitado en la opción “Inhabilitar Google+”. 

Y, por último, Google dirige al usuario a otra página donde se explica detalladamente qué supone la eliminación del perfil, con lo que se deben aceptar las condiciones y hacer clic en “Eliminar servicios seleccionados”. Si el internauta desea suprimir definitivamente su identidad profesional en LinkedIn puede hacerlo dirigiéndose a la fotografía de perfil y, seguidamente, clicar en: “Privacidad y configuración”, “Cuenta” y “Cerrar tu cuenta”. Paso 2: Buscarse y eliminarse Es posible que durante el pasado el internauta haya abierto cuentas de las que apenas es consciente. Para comprobar la presencia en la red y descubrir perfiles basta con hacer una búsqueda del nombre en los distintos buscadores: Google –y especialmente para redes sociales, Google Social Search–, Yahoo, Bing, etc. En este sentido, existen herramientas que funcionan como agregadores de datos personales online y que pueden ayudar al usuario en esta tarea. Además, tras realizar todas las operaciones para desaparecer en la red, se puede comprobar que ha dado resultado volviendo a buscarse en dichas páginas. 

Entre los buscadores de identidades, se encuentran PeekYou o BuddyFetch (específicas para redes sociales), YoName (busca por nombre, email o teléfono), Wink People Search, Skipease, Pipl, 123people, Zoominfo o la española Datosde.com. Paso 3: Darse de baja de listas de correo La cuarta acción que el internauta deberá llevar a cabo es darse de baja de los boletines de noticias, promociones o anuncios de empresas en las que se haya suscrito. Normalmente en la parte inferior del correo electrónico recibido se ofrece la opción de “darse de baja”, que lleva, a su vez, a una página en la que pide la confirmación de la decisión. Paso 4: Contactar con gestores de webs y acudir a Google Si se ha llevado a cabo una vida muy activa en la red, es probable que algunos datos personales como nombres o fotografías aparezcan en páginas web ajenas. En tal caso, es necesario ponerse en contacto con los administradores de dichos portales y solicitar la eliminación de la información. Google, por su parte, ofrece la opción de “eliminar contenido del sitio de otro usuario”, además tiene una página propia, que permite borrar un sitio web introduciendo la dirección URL. Leer más: 

Fuente original: La Vanguardia Tecnología