reputacion-on-line

¿Cómo borrar tu pasado sexual de Internet?

El sexo sigue siendo la temática más consumida de la red donde cada día se publican miles de videos robados

Borrar el pasado sexual no es una tarea fácil. Es cada vez más habitual enviar mensajes “subidos de tono sexual”, su principal característica es que una vez publicados ya no tienen vuelta atrás. Algunas de estas imágenes pueden ser viralizadas creando un gran daño reputacional.

Una situación frecuente es la de usuarios que en algún momento interactuaron en webs de búsqueda de pareja. Esta actividad suele dejar un rastro de fotos y mensajes de amor que quedan indexados en Google para la posteridad.

Los contenidos sexuales pueden convertirse en motivo para la burla y el descrédito colectivo. Su efecto es letal: pérdida de oportunidades laborales, desconfianza o mofa del entorno. El usuario puede sentir la necesidad urgente de borrar esos contenidos en un contexto incertidumbre y frustración.

Otra casuística es la de extrabajadores/as del sexo. Se ven en la necesidad de eliminar el rastro de su nombre o teléfono en anuncios clasificados.

La temática comprende un gran abanico de casos:

– Usuarios que grabaron un video erótico en una fecha pasada y ahora quieren eliminarlo.

– Videos íntimos publicados en redes sociales.

– Fotos publicadas en webs de ligoteo.

– Actos de ciberdelincuencia y ciberextorsión (fotos robadas en sesiones de cibersexo a través de la webcam).

– Videos robados mediante ataques criptovirales o actos de intrusismo informático.

– Fotos de desnudos indexadas por webs de terceros (indexación masiva).

– El camfecting: el ciberdelincuente roba imágenes mediante la infección de la webcam.

– Publicación de pornovenganzas: se intenta humillar a la expareja exhibiendo fotos comprometidas.

– Empresas dedicadas a la explotación comercial de imágenes sexuales robadas (fotos de desnudos asociadas a publicidad contextual).